En el camino

Vamos por el buen camino. Muchas personas se han interesado ya por la asociación y estamos ultimando los horarios abiertos al público, y también mandaremos la página de solicitud a través de este blog.
Preparando grandes documentales, meditaciones, relajación... abiertos a nuevas ideas y a que otras asociaciones contacten con nosotros para divulgar información.
Entre todos hablamos muchos idiomas, atrévete a preguntar en el idioma que quieras, trataremos de responderte.
Todos aprendemos de todos. Dice un refrán: Cada persona que encontramos es superior a nosotros en alguna cosa; de eso podemos aprender de ella.

El efecto diapasón

    Ya hemos hablado del vampirismo energético, y no debemos confundirlo con el efecto diapasón.  Nuestra energía vital, en el momento que entra en nuestro sistema, se mezcla con la energía que llevamos con nosotros. Modifica su vibración según lo que almacenamos: emociones no expresadas. Cuando nos ocurre algún hecho peligroso, como un coche que esté a punto de atropellarnos, generamos una energía extra para salvar nuestra vida debido a que experimentamos una emoción concreta; el miedo.
    Frente a cada hecho podemos actuar de dos formas: salir corriendo ( que genera la emoción del miedo), o luchar ( que genera la emoción rabia). Sabemos instintivamente cuando hay que luchar o cuando hay que salir corriendo y en ese proceso generamos esta energía extra que nos permite actuar.
    Pero esa energía, una vez pasado el peligro, no la necesitamos. En general, el animal en estado salvaje, se deshace de esta energía de diferentes formas: los pájaros baten sus alas, los felinos afilan sus uñas en los árboles: realizan lo que llamamos "higiene energética". Nosotros sin embargo, debido a la pérdida de contacto con nuestra parte más salvaje, solemos retener esta energía sobrante, almacenándola en nuestro sistema energético y, con el paso de los años y de otras muchas más confrontaciones, logramos acumular suficiente energía como para producir unj bloqueo. Un bloqueo energético que vibra con una determinada frecuencia, en la de la emoción que lo creó ya sea rabia, miedo, tristeza...etc.
    Un bloqueo energético no es otra cosa que una energía de una emoción no expresada.
  En nuestro cuerpo almacenamos esos bloqueos energéticos y con el tiempo, podemos sentir que están ahí de una manera física. La energía ocupa un espacio físico y es muy común sentir como " una bola en el estómago", "una presión en el pecho"...etc
    Es energía bloqueada y vibrando en una determinada frecuencia. Ante un hecho concreto, esta energía puede vibrar más o menos y hacernos sentir enfadados por algo que creemos que no es para tanto, y quizá tenemos una reacción exagerada; o sentirnos muy tristes por el funeral de una persona que nada tiene que ver con nosotros.
    Despertamos nuestra energía bloqueada cuando entramos en contacto con una energía similar vibrando de forma contundente. A eso le llamamos "Efecto diapasón", o sea, vibramos por simpatía con la vibración de la otra persona o hecho. Pero esto ocurre solamente si tenemos la energía bloqueada.
    A medida que liberamos la energía estancada la vibración emocional de nuestro entorno nos afecta menos y cambiamos también el tipo de personas y hechos que atraemos a nosotros y a nuestra vida por el efecto diapasón.
    Con Reiki podemos trabajar nuestro sistema energético, liberar los bloqueos emocionales y descubrir que nuestro entorno cambia. Si hay algo a tu alrededor que te molesta, mira tu interior y encuentra la vibración que resuena y desbloquea, tu entorno cambiará también. La gran ventaja del Reiki es que no necesitas saber que está ocurriendo ni por qué. Lo único que tienes que hacer es aplicar Reiki porque eres consciente que desbloqueará esta energía acumulada y que te bloquea.
    El Reiki nos aporta: bienestar e higiene emocional. Un cambio energético interno, un cambio energético de nuestro entorno. Tomar conciencia de los bloqueos emocionales y energéticos. Nos aporta calidad de vida.
   Acompaña todo esto con una alimentación sana, una buena respiración y ejercicio físico todos los días, y verás un resultado sorprendente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario