En el camino

Vamos por el buen camino. Muchas personas se han interesado ya por la asociación y estamos ultimando los horarios abiertos al público, y también mandaremos la página de solicitud a través de este blog.
Preparando grandes documentales, meditaciones, relajación... abiertos a nuevas ideas y a que otras asociaciones contacten con nosotros para divulgar información.
Entre todos hablamos muchos idiomas, atrévete a preguntar en el idioma que quieras, trataremos de responderte.
Todos aprendemos de todos. Dice un refrán: Cada persona que encontramos es superior a nosotros en alguna cosa; de eso podemos aprender de ella.

La silla vacía


 

UN  LIBRO ANTIGUO  MUY  INTERESANTE

Un día, encontré un pequeño libro cuyo título me atrajo, luego al leerlo me di cuenta de que era un gran tesoro, y me gustó tanto, que he pensado hacer un pequeño resumen y darlo a conocer a todas mis amistades.

 

                El libro se llama “ La silla vacía” y es de un rabí ucraniano que nació en el año 1772 y era nieto del fundador de el Hassidismo, ( corriente mística judía inspirada en La Cábala) . Se llama NACHMAN de Breslau. Llegó a un alto grado de santidad y sabiduría. Tuvo un gran número de seguidores desde gente erudita hasta gente muy sencilla, ya que desarrolló una doctrina que giraba en torno de la vida cotidiana y sus problemas. Era un gran optimista, portador de esperanza y de alegría.

         La silla, muy artísticamente trabajada, pertenecía a Nachman, según cuenta la tradición, fue un regalo de uno de sus seguidores en el año 1808, dos años antes de morir el rabí. Para labrarla, un humilde jornalero trabajó unas horas cada día durante 6 meses, y fue muy valorada por el maestro, porque vio que sus mensajes llegaban a sus discípulos.

                ………………………………………………………………………………………………………………………

Una vez, en una de sus lecciones humanas y rodeado de discípulos le preguntó a uno de ellos:

-          ¿Está vacía la silla en donde estás sentado?

-          Y contestó, rabí, si estoy sentado en ella, no puede estar vacía.

-          Pero si es posible que esté una persona sentada en la silla y se sienta vacía por dentro. Entonces está silla está vacía, aunque esté ocupada.

 

Habiendo dicho esto, se aferró  a los brazos de la silla donde estaba sentado y dirigiéndose a todos les dijo:

Cuando uno se sienta en una silla, es un mensch , un mensch, es un ser humano completo, o sea, el ser que ha superado el vacío interior que a veces sentimos. Cuando una persona así se sienta en una silla , es un mensch.

                ……………………………………………………………………………………………………………………………

Su mensaje es de esperanza y de alegría y enseña que incluso cuando estamos en un pozo negro, siempre veremos algunos destellos de luz que quieren ser liberados, y es en este libro donde da las recomendaciones que incluyen el pensamiento positivo, buscar las cosas buenas de los demás y más cosas para poder vivir en armonía.

                        

 

                               LA  SILLA  VACÍA

1º parte:       La vida en armonía

Para el rabí, vivir en armonía significa ser consciente, darse cuenta de la naturaleza transitoria de este mundo.

Desde su ventana, delante de la plaza del mercado, el rabí observaba a uno de sus discípulos que cruzaba muy deprisa por ella. Cuando llegó a la casa del rabí, éste le preguntó:- ¿ Has mirado el cielo hoy?, a lo que el discípulo contestó:

- No maestro, no he tenido tiempo todavía. Pues, créeme, de aquí a cincuenta años todo lo que puedas ver hoy habrá desaparecido; habrá otras personas vendiendo en el mercado, otros caballos, otros niños, gente diferente, yo ya no estaré, ni tu tampoco, entonces, qué cosa es tan importante que no te deja tiempo de mirar el cielo?

……………………………………………………………………………………………………………………………

Algunas enseñanzas del rabí para sus seguidores. He escogido las que me parecen más importantes y que me llaman la atención por lo actuales que son, pese que las escribió hace tanto tiempo.

 Tienes que saber, que el hombre camina por la vida sobre un puente muy estrecho, lo más importante es no tener miedo

No caigas en el mismo error que mucha gente: que  deja de intentar cambiar porque se encuentra atrapada en sus hábitos. Si lo quieres realmente y estás dispuesto a trabajar tanto como sea necesario, lo podrás superar.

Todo aquello que sucede en el mundo, sea lo que sea, es una prueba destinada a darte libertad de elección. Escoge con inteligencia

No hay ningún misterio sobre la libertad de elección. Si quieres hacerlo, lo haces, y si no quieres hacerlo, no lo haces.

Aprende a esperar. Si a pesar de tus esfuerzos, te parece que no has alcanzado tus objetivos, ten paciencia. Puedes elegir entre la aceptación y la ansiedad. Escoge la aceptación

Tú estás allá donde están tus pensamientos. Asegúrate de que tus pensamientos estén allí donde tú quieres estar.

¿Hay alguna cosa que realmente desees o que quieras que suceda? Concentra todo tu pensamiento en eso. Imagínalo hasta en sus mínimos detalles. Si tu deseo y tu concentración son lo bastante fuertes, podrás conseguir que se realice.

Los deseos mundanos son como los rayos de sol en una habitación oscura. Parecen sólidos, hasta que intentas cogerlos.

Siempre que sea posible, tienes que evitar comer apresurado. Incluso en tu casa, no devores los alimentos, Comer requiere una total consciencia

Cuando sientas que empiezas a enfadarte, para. Imagina que ya has explotado y que ahora te sientes exhausto. Porque esto es lo que pasa cuando te enfadas: tu alma te abandona. Entonces, vuelve a empezar y  seguro que tu ira desaparecerá.

Responde al insulto con el silencio. Cuando alguien te insulte, no le respondas del mismo modo. Así conseguirás sentirte bien contigo mismo y con tu interior.

La paz más elevada es la paz entre contrarios. Si recuerdas esto, la próxima vez que te encuentres con alguien que te hace sentir incómodo, en vez de alejarte, busca la manera de que los dos podáis estar juntos en armonía.

Es fácil criticar a los otros  y hacer que se sientan despreciables, cualquiera lo puede hacer. Pero lo es difícil y requiere esfuerzo y conocimiento, es rescatarlos t hacerles sentir bien.

Busca siempre las cosas buenas de ti mismo, concéntrate el ellas y resáltalas y transforma la tristeza y la depresión en alegría.

Cuando te pregunten cómo te van las cosas, no contestes con lamentos sobre tus problemas. Si respondes “ mal” entonces Dios te dirá: ¿De eso que te pasa dices mal? Ahora te mostraré lo que es realmente malo.

Si te preguntan cómo te van las cosas y a pesar de los problemas dices “bien”, entonces Dios te dirá: ¿De eso que te pasa dices bien? Ahora te mostraré lo que es realmente bueno.

Esfuérzate en tener sólo pensamientos positivos. Eso hará maravillas en tu mente y en tu vida.

                ………………………………………………………………………………………………………………..

 

2º parte:   Sobre el viaje espiritual

                El rabí Nachman dijo muchas veces que sus obligaciones religiosas le resultaban una carga pesada. Pero encontró un modo para poder soportar el peso de sus obligaciones repitiendo cada mañana: “ ignoraré el día de mañana y todos los días futuros, sólo existe el hoy”

El rabí sabía que aquello que más fatiga nuestro viaje espiritual es el sentimiento de que hay demasiadas cosas para realizar. Por eso aconseja que nos concentremos solamente en aquello que estamos haciendo en cada momento. Así podremos superar incluso hasta los obstáculos más desesperantes.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

…y siguen sus enseñanzas……

El despertar espiritual comienza con una inspiración que viene de fuera de nosotros. Es entonces que ya estás en el camino y cuando debe empezar el verdadero trabajo. Mantente en este camino y la inspiración vendrá de dentro.

Es posible que durante los primeros pasos de tu viaje espiritual sientas que el cielo te rechaza y menosprecia tus esfuerzos. Mantente en tu camino, no abandones, cuando sea la hora todas las barreras desaparecerán.

El crecimiento espiritual se asemeja a un viaje por “las montañas rusas”. Anímate al saber que la bajada es sólo la preparación de la subida.

Vete con cuidado; el crecimiento se debe realizar lentamente y continuadamente. A menudo queremos mejorar nosotros y mejorar nuestras relaciones tan rápidamente que sólo conseguimos fustrarnos y confundirnos.

No insistas en que las cosas sucedan exactamente como tú quieres, incluso en las cuestiones espirituales. Ningún esfuerzo se pierde aunque no lo consigas del modo que pensaste.

Las dificultades que aparecen en tu camino existen para que tú aumentes el deseo de conseguir los objetivos. Cuánto más grande sea tu objetivo, más grande será tu deseo de lograrlo. Y más grandes las dificultades. Una cosa aumenta la otra.

Recuerda esto: Nunca se presentará un obstáculo que no puedas superar.

Dedícate únicamente a hacer el bien y automáticamente el mal se irá diluyendo solo.

Canta, aunque no sepas cantar bien. Canta para ti mismo, en tu casa. Pero canta.

Santifica tu boca mediante la oración y el estudio; santifica tu nariz mediante el profundo aliento de la paciencia; santifica tus orejas escuchando las palabras del sabio y santifica tus ojos cerrándolos al mal.

No te dejes hundir por sentimientos de soledad. No importa donde estés, siempre habrá alguien que esté cerca de ti, Dios, un ángel, un familiar… la soledad es sólo un sentimiento tuyo, pero si entras dentro de ti, te reconfortarás.

La luz del infinito no tiene forma y toma la forma sólo si entra en un recipiente. Por lo tanto, depende de nosotros, tenemos que hacer todo lo que podamos para que esta luz tome la forma de bendición y no de maldición.

Ve con cuidado, la mirada tiene mucho poder. Si la mirada va acompañada de un pensamiento dañino, entonces puede hacer daño. Ten una mirada positiva. Mira siempre las cosas buenas de los otros. De ello depende tu despertar espiritual.

Si en tu viaje espiritual dejas de lado toda preocupación mundana te dirán que eres un fanático. Pero de hecho los verdaderos fanáticos son los que se dedican por entero a los placeres mundanos. Y aquello que el mundo considera un fanatismo es también innecesario. Es posible acercarse a Dios sin tener que abandonarlo todo.

Ser mejor persona, es nuestra tarea en este mundo. Apaciguar esta sed será nuestra recompensa en el Mundo que viene.

                …………………………………………………………………………………………………………………….

3º parte: Con fe, simplicidad y verdad

El rabí Nachman enseñó: Hemos de afrontar con gran tesón la búsqueda de la verdad respecto del mundo y de nosotros mismos. Hemos de ser tan honestos como decididos. Y si la fe y la simplicidad acompañan nuestra búsqueda, no tendremos dudas ni momentos paralizantes; sólo una alegre satisfacción.

                …………………………………………………………………………………………………………

La gente considera que la fe es algo menor, sin importancia. Pero yo lo considero muy, muy importante. Haz lo posible para desarrollar tu fe.

La fe es la base de toda búsqueda…la raíz de toda enseñanza y de toda práctica… el canal para todo beneficio y de toda bendición.

Para el verdadero creyente, creer es ver.

Es mejor ser un tonto que se lo cree todo que un escéptico que no cree nada, ni siquiera la verdad.

Utiliza todos los medios para construir tu fe. Eso incluye encontrar modos de construirla mediante un maestro… y en ti mismo.

Afirma la fe en ti mismo: Creo que soy muy importante; creo que puedo volver al buen camino por mucho que me haya alejado; Creo que puedo creer.

La fe te hace sentir vivo. Llena tus días de bien. Cuando los problemas aparezcan ( porque seguro que aparecerán) consuélate con la certeza de que todo lo que sucede es para bien, aunque lejano.

Aléjate de la sofisticación y de la perspicacia intelectual; no va a añadir nada al camino emprendido. Únicamente con simplicidad, sinceridad y fe.

A causa del pensamiento erróneo de los humanos, la victoria y la verdad no pueden ir siempre juntas. Por lo tanto, si siempre quieres ganar, no siempre podrás poseer la verdad.

Sólo hay una verdad. De mentiras hay muchas.

La falsedad hace que el ojo de la mente vea doble, de manera que aquello que es uno parece dos, y la unidad aparece dividida. Busca siempre la visión perfecta de la verdad.

Desarrolla buen ojo, busca siempre el bien porque te conducirá a la verdad.

Incluso con buen ojo, ten cuidado y no te precipites en tus juicios: Esto sería como mirar algo desde lejos y llegar a una conclusión errónea.

Si quieres ser una persona que mantiene la verdad, no te dejes influir por la aprobación ni por la crítica de los demás.

Esfuérzate por no necesitar la aprobación de nadie y serás libre para ser realmente quien eres.

La verdad es la “luz” con la que podrás encontrar tu camino en medio de la oscuridad. Enciéndela.

……………………………………………………………………………………………………

4º parte: Abrir las puertas del cielo

                El rabí Nachman sugirió diversos modos de abrir las puertas del cielo. Son estas: La oración ya conocida y la oración espontánea; La meditación y el grito silencioso.

Dijo el rabí: ¿Cuándo medito yo? Cuando están todos a mí alrededor, yo me recluyo en el silencio. Sé como gritar en silencio. Y lo que yo grito se puede escuchar de un extremo a otro del mundo, pero los que me rodean no me oyen.

                Todo el mundo puede hacerlo. Imagina en tu mente un grito así. Del mismo modo que la garganta lleva el sonido desde tus pulmones hasta tus labios, hay nervios que llevan el sonido a tu mente. Cuando lo haces, gritas desde tu cerebro. Dirige este grito hacia el Uno y se te abrirán las puertas del cielo.

……………………………………………………………………………………………………………..

Reza, reza y reza. Sea lo que sea lo que necesites… la oración es la mejor forma de pedirlo.

Reza con emoción y todo te será perdonado. Reza con el corazón y las puertas del cielo se abrirán delante de ti. Reza con alegría y verás como tus peticiones se elevan hacia la luz.

Tan a menudo como puedas, sal a la naturaleza a meditar, a rezar. La tierra se unirá a ti y dará más fuerza a tus acciones y deseos.

Recuerda que la esencia de tus rezos  reside en la fe de que serán concedidas.

Mientras reces, escucha con atención tus palabras. Cuando tu corazón está atento, todo tu ser forma parte de la oración.

La palabra tiene un enorme poder para despertar la espiritualidad de una persona. Crea tus propias palabras, crea tus propias meditaciones, tus propios rezos. Eso hará resurgir tu alma y despertará tu capacidad para meditar.

Acostúmbrate a meditar cada día y expresa tus pensamientos, tus sentimientos del modo más familiar y cotidiano. Pero si las palabras no surgen, no te desesperes. Vuelve a tu lugar de meditación día tras día y espera. Sólo el deseo de querer hacerlo ya es algo muy grande y valioso.

Cuando sintamos que nuestra alma y nuestro cuerpo están unidos con  un simple hilo, nos sentiremos en paz.

…………………………………………………………………………………………………………

5º parte: Abandonar la tristeza, encontrar la esperanza y la alegría

                El rabí estaba desolado, vacío: Su hijo acababa de morir. Sus discípulos más próximos iban a consolarlo, pero no pudieron soportar ser testigos de su sufrimiento y salieron rápidamente de la habitación.

                Al volver al día siguiente, el rabí les dijo: “sí no hubierais huido, yo os habría contado una cosa muy bonita”. Y entonces les enseñó la lección del Jardín de las Almas, que explica como poder encontrar sentido incluso en nuestros sufrimientos más hondos. Esta lección viene resumida en las siguientes enseñanzas:

Recuerda siempre, la alegría es vital para tu crecimiento espiritual. No hay nada más enriquecedor  que la alegría, libera la mente y llena de tranquilidad.

Perder la esperanza es como perder la libertad, como perderse uno mismo.

Encontrar la verdadera alegría es la más difícil de las tareas espirituales. Si la única manera que tienes para sentirte feliz es hacer tonterías, entonces hazlas.

La depresión produce una herida tremenda. Utiliza todos las estrategias que conoces para estar contento.

Hoy te encuentras bien. No dejes que el pasado y el futuro te depriman.

Si a pesar de tu deseo de sentirte alegre te encuentras deprimido, recupera la fuerza pensando en los momentos alegres de tu pasado, finalmente la alegría volverá.

Si no te sientes feliz, haz ver que lo eres. Aunque te encuentres deprimido sonríe. Actúa como si estuvieras contento y aparecerá la alegría de verdad.

Acostúmbrate a cantar alguna melodía, te dará una nueva vida y te llenaré de alegría. Acostúmbrate a bailar, te quitará la tristeza y disipará la depresión.

Sonríe siempre y el don de la vida se quedará en tus manos.

A veces la gente se siente terriblemente deprimida y no tiene a nadie a quien confiar sus problemas. Si tu llegas sonriente, les alegras y les das una nueva vida.

No confundas un corazón roto con estar triste o depresivo. La depresión es en realidad, cólera, una queja contra la vida y contra Dios, por no haberte dado lo que querías. Pero cuando tienes el corazón roto eres como un niño pequeño que llora porque está solo.

Cuando eres feliz, es fácil que tengas un poco de tiempo para meditar y agradecer las circunstancias que provocan tu felicidad, pero cuando estás deprimido es muy difícil que tengas fuerzas para hacerlo.

Por eso es tan importante estar alegres. Y así, en caso de que sea necesario, tienes que esforzarte en estarlo.

La mayoría de la gente piensa que olvidar es un defecto, pero yo lo considero un gran beneficio.

Ser capaz de olvidar te libera del peso del pasado.

Evita la depresión cueste lo que cueste. La depresión es la raíz de muchas enfermedades y de muchos malestares.

No desesperes nunca, nunca. Está prohibido abandonar la esperanza.

No dejes nunca de pedir, de rezar, de meditar, tienes que insistir hasta que lo consigas.

Si crees que puedes hacer daño, cree que también lo puedes reparar.

Si crees que puedes perjudicar, cree también que puedes sanar.

Las cosas pueden pasar de peor a mejor en un cerrar y abrir de ojos.

……………………………………………………………………………………………………………….

Esto es un resumen de sus enseñanzas, faltan muchas, pero empezar despacio hará que las asimilemos mejor. Espero que les hay gustado leerlo y puedan llevar a la práctica alguna de ellas. Gracias a todos por llegar hasta el final.

           Paz, amor y alegría.                                     marina

No hay comentarios:

Publicar un comentario