En el camino

Vamos por el buen camino. Muchas personas se han interesado ya por la asociación y estamos ultimando los horarios abiertos al público, y también mandaremos la página de solicitud a través de este blog.
Preparando grandes documentales, meditaciones, relajación... abiertos a nuevas ideas y a que otras asociaciones contacten con nosotros para divulgar información.
Entre todos hablamos muchos idiomas, atrévete a preguntar en el idioma que quieras, trataremos de responderte.
Todos aprendemos de todos. Dice un refrán: Cada persona que encontramos es superior a nosotros en alguna cosa; de eso podemos aprender de ella.

domingo, 12 de febrero de 2017

Cambia tu vida en 21 días

    ¿Tres semanas son suficientes para adquirir un nuevo hábito? Sí, si lo deseas de verdad. Repítelo a diario durante este tiempo y se convertirá en algo automático. Los biorritmos emocionales siguen un ciclo de 21 días, el mismo tiempo que tardan las células madres en diferenciarse de las neuronas.
    Repetir para automatizar. Nos subimos al coche e inmediatamente nos abrochamos el cinturón de seguridad, sin pensar en ello. Nuestra vida está llena de automatismos, de acciones que, a fuerza de haber sido repetidas suficientes veces, hacemos como el piloto automático puesto, asociadas a una determinada señal. Esta es una de las formas en las que el cerebro gana eficiencia, porque al realizar este tipo de actos no hace falta ninguna motivación, ni siquiera un pensamiento constante, basta con la señal externa para detonarlo. Se consigue a base de repetir. Ya en 1887, William James, padre de la psicología científica, escribió que para crear u7n nuevo hábito son necesarios 21 días, aunque otros estudios dicen que depende de la persona y el método utilizado, pero que en general, se necesita esta tiempo.
    Lo que es clave es la motivación con la que lo hacemos. Lo que queremos es convertir en costumbre debe ser algo que esté conectado con algo importante en nuestra vida, algo que nos motive. Todo cambio genera cierto nivel de ansiedad por la incertidumbre que produce, por eso es tan importante la motivación con que lo afrontamos. Cada vez que repitamos esta acción, nos va a costar un poco menos, ya que la ruta neuronal utilizada se establece cada vez de forma más permanente hasta que al final se convierte en un acto automático y habremos conseguido que nuestro cerebro funcione como nosotros queremos, ayudándonos a lograr los objetivos propuestos.
    Transformar nuestras acciones en hábitos nos permite llevar una vida más sana y feliz, lejos de las ansiedades de la vida moderna. Tal vez tardemos 21 días, tal vez menos o más, pero si te dijera que puedes ser una persona nueva en menos de dos meses, ¿te parecería demasiado tiempo? Está al alcance de todos hacerlo, sólo hace falta una buena motivación y tener la constancia de repetir este mínimo de 21 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario