En el camino

Vamos por el buen camino. Muchas personas se han interesado ya por la asociación y estamos ultimando los horarios abiertos al público, y también mandaremos la página de solicitud a través de este blog.
Preparando grandes documentales, meditaciones, relajación... abiertos a nuevas ideas y a que otras asociaciones contacten con nosotros para divulgar información.
Entre todos hablamos muchos idiomas, atrévete a preguntar en el idioma que quieras, trataremos de responderte.
Todos aprendemos de todos. Dice un refrán: Cada persona que encontramos es superior a nosotros en alguna cosa; de eso podemos aprender de ella.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Descubre tu IKIGAI

Según los japoneses todo el mundo tiene su Ikigai: significa la razón de ser; Está escondido en nuestro interior y requiere una exploración paciente para llegar a lo más profundo de nuestro ser y encontrarlo. Según los naturales de Okinawa, la isla con mayor población de centenarios del mundo, el ikigai es la razón por la que nos levantamos por la mañana. Habiendo realizado una encuesta a sus habitantes resultó que el 100% de ellos tienen huerto, todos pertenecen a una asociación en la que se sienten  queridos, celebran todas las pequeñas cosas y la música es esencial para ellos así como cantar y bailar, tienen una misión importante en la vida, hay relajación y disfrute en lo que hacen, están orgullosos de sus tradiciones, muestran pasión por todo lo que hacen, tienen gran espíritu de cooperación mutua y se ayudan entre ellos y están siempre ocupados con tareas que les permiten relajarse. No se ve a ningún abuelo sentado en un banco, siempre están moviéndose de aquí para allá.
    Aquí en Occidente, tras la vida de un duro trabajo, quizá realizado con desgana, las personas jubiladas no encuentran unos hábitos motivadores que sustituyan al tiempo que dedicaban a su empleo y de repente el tiempo libre se llena de un sentimiento de inutilidad, que es un campo abonado para la depresión, además de sedentarismo y otros malos hábitos que aceleran el envejecimiento y minan la salud. Esto no sucede a quien ama su trabajo. Merece la pena luchar por hacer de nuestra pasión nuestra actividad laboral. Ya decía Confucio: "elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida".
    Cuando se lleva un tiempo viviendo en Japón, sorprende ver lo activa que es la gente, incluso después de jubilarse. Un gran número de japoneses nunca se "retiran"n siguen trabajando en lo que les gusta, siempre y cuando su salud se lo permita. Tener un propósito vital hace que no tienen el concepto de jubilación que tenemos nosotros.
    Si ya sabes cuál es tu pasión, solo tienes que ponerlo en el centro de tu vida y disfrutarlo. Y si no lo sabes todavía, corre a buscar tu igikai; Te ayudará a vivir más años, más feliz y con más energía, es tan importante como llevar una dieta saludable.
    10 claves para vivir tu Igikai con éxito 
   - Mantente siempre activo, nunca te retires Quien abandona las cosas que ama y sabe hacer, pierde el sentido de su vida. Es importante seguir haciendo cosas de valor, aportando belleza o utilidad a los demás, ayudando y dando forma a nuestro pequeño mundo.
   - Tómatelo con calma Las prisas son inversamente proporcionales a la calidad de vida. Caminando despacio se llega lejos.
   - No comas hasta llenarte También en la alimentación para una vida larga, "menos es más". Según la ley del 80%, para preservar la salud mucho tiempo, en lugar de atiborrarse hay que comer un poco menos del hambre que tenemos.
    - Rodéate de buenos amigos Son el mejor elixir para disolver preocupaciones, con una buena charla, contar y escuchar anécdotas, pedir consejo, divertirse juntos, compartir, soñar.... en suma, vivir.
    - Ponte en forma para tu cumpleaños El agua que se mueve, fluye fresca y no se estanca. Tu vehículo para la vida necesita un poco de mantenimiento diario para que pueda durar muchos años y además el ejercicio segrega hormonas de la felicidad.
    - Sonríe Una actitud afable, hace amigos y relaja a la propia persona. Está bien darse cuenta de que las cosas pueden estar mal, pero no hay que olvidar el privilegio de estar aquí y ahora en ese mundo lleno de posibilidades.
    - Reconecta con la naturaleza Estamos hechos para fundirnos con la naturaleza. Necesitamos regularmente volver a ella para cargar las pilas del alma.
    - Da las gracias a tus antepasados, a la naturaleza que te provee de aire y alimento, a tus compañeros de vida, a todo lo que ilumina tu día a día y te hace sentir dichoso y vivo. Dedica un momento al día a dar las gracias.
    - Sigue tu Igikai Dentro de ti hay una pasión, un talento único que da sentido a tus días y te empuja a dar lo mejor de ti mismo hasta el fin. Si no lo has encontrado, tu próxima misión es buscarlo en tu interior.
    - Vive el momento Deja de lamentarte por el pasado y de temer el futuro. Todo lo que tienes es el día de hoy. Dale el mejor uso posible para que merezca ser recordado.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario