En el camino

Vamos por el buen camino. Muchas personas se han interesado ya por la asociación y estamos ultimando los horarios abiertos al público, y también mandaremos la página de solicitud a través de este blog.
Preparando grandes documentales, meditaciones, relajación... abiertos a nuevas ideas y a que otras asociaciones contacten con nosotros para divulgar información.
Entre todos hablamos muchos idiomas, atrévete a preguntar en el idioma que quieras, trataremos de responderte.
Todos aprendemos de todos. Dice un refrán: Cada persona que encontramos es superior a nosotros en alguna cosa; de eso podemos aprender de ella.

jueves, 15 de septiembre de 2016

La escritura terapéutica

    Poner nuestras emociones sobre el papel es uina forma de organizar nuestro mundo interno para adquirir nuevas perspectivas. Lo que pronunciamos en voz alta no siempre corresponde con lo que se pronuncia en nuestro interior.. Trasladar los pensamientos a una hoja de papel nos ayuda a aliviar aquellas inquietudes que de otra forma no seríamos capaces de exteriorizar.
    La invención de la escritura influyó más que cualquier otro descubrimiento en el ser humano, marcando el inicio de la civilización. Aunque ya se utilizaba el arte rupestre, la necesidad de recordar cuestiones relacionados con calendarios, contabilizar alimentos..etc hicieron aparecer los primeros símbolos. 
    A partir de los jeroglíficos, pictogramas o ideogramas, la escritura fue evolucionando a lo largo de miles de años hasta llegar a crear un alfabeto que finalmente permitió escribir todos los detalles.
    La aparición de la escritura permitió, en adelante, plasmar todo tipo de informaciones, contribuyendo al desarrollo emocional e intelectual del ser humano, e incrementando su capacidad de adquirir nuevas perspectivas y potenciar sus conocimientos.
    Las palabras curan
    Escribimos porque algunas cosas sólo podemos pensarlas mientras las hacemos. A medida que escribimos, los pensamientos se enlazan con la emoción y algo cambia en la vida personal, Al escribir puede que después de algunos párrafos, aparezca una idea que no se le había ocurrido, para salir adelante del drama vivido, o del problema, y le aleja de su malestar. Escribir es una poderosa herramienta como terapia. ^Por ejemplo, escribir sobre la presión arterial, ralentiza el ritmo respiratorio y mejora el sueño. Escribir sobre algo que nos preocupa, nos daña o nos enferma, provoca una clara mejoría y una mejor aceptación de la enfermedad.Dicen que acelera incluso la cicatrización de las heridas en personas mayores, la soledad y la depresión, ocasionan una curación más lenta.
   Las funciones liberadoras
    Además de una eficaz arma que nos permite sanar de heridas físicas o emocionales, escribir es también una herramienta que nos brinda la oportunidad de explorar nuestro interior y reconocer aquello que ignoramos sobre nosotros mismos.. Escribir tiene funciones liberadoras siguientes:
- Descubrir un espacio físico nuevo en el que acomodarnos
- Reconocer nuestro estado sensitivo abriendo emociones
- Estudiar y crear nuevos remedios
- Encontrar un lugar donde definir los pensamientos, porque escribiendo descubrimos lugares desconocidos
- Construir un puente entre uno mismo y los demás
- Permitir verse a sí mismo reflejado en palabras y comprenderse.
- Soñar.
- Brindar la oportunidad de sacar a reducir algo que permanece oculto.
- Ofrecer la oportunidad de convertir nuestras inquietudes en algo creativo.
- Consultar nuestros escritos para recordar más fácilmente cosas concretas.
- Ser leído y entendido por los demás.
    Usar la primera persona
    Una de las cosas importantes que se debe considerar a la hora de escribir es decidir que persona se va a usar, ya que ello influirá enormemente en la implicación con la narración. Sobre todo si lo que queremos es leernos a nosotros mismos para poder disolver nuestras dificultades emocionales que nos plantea la vida. El uso de la tercera persona aleja esta complicidad y enfría la conexión.
    Escribir para poder dormir
    Si tienes preocupaciones, disgustos...etc. Lo mejor es coger un papel y dejar tu mente libre para expresar tus sentimientos en el papel, y luego sin volverlo a leer, acostarte, pensando que dejando dormir los asuntos con la almohada, a la mañana siguiente, se tendrá otra visión del asunto, 
    Actualmente se hacen talleres de escritura, reuniones en las que se comparten las ideas y fracasos... y todo esto nos puede ayudar a superar las dificultades de la vida.
    ¿Por qué ayuda escribir?
    Nos da la oportunidad de abrir el corazón y dejar que los secretos más profundos asomen a la luz y podamos ser conscientes de ellos.
    Al escribir sobre un tema doloroso aumentamos la posibilidad de domar al monstruo
    El intercambio de la experiencia sensorial por lenguaje afecta a la experiencia y lo recordaremos de forma distinta después de procesarla mediante la escritura
    Etiqueta verbalmente una emoción y hace más posible su recuperación
    Escribir nos brinda un espacio para reflexionar, sin tener interrupciones o miedos del que pensarán los demás. Por eso nos ayudará a plantear diversas posibilidades a la resolución del malestar que nos produce.
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario